Santiago Wanderers - Sitio Oficial

Lunes 24 de Diciembre de 2018 3.166 lecturas

Archivo Wanderers: Conoce la historia de Jorge Mágico Pérez: el gran talento de los 90.

Recuerda a grandes baluartes de nuestra Historia Viva y rememora inolvidables momentos con la VERDE.

Corría el año 90 y Santiago Wanderers seguía con una irregular campaña en la Primera División de nuestro balompié criollo, por lo que se emprendió en la búsqueda de exquisitas gambetas en el mediocampo, rapidez mental en la creación y un crack en la ejecución de los balones parados, se trataba del gran Jorge “El Mágico” Pérez.

El volante de creación nació el 11 de enero de 1965 en la ciudad de Quillota. Debutó como profesional a los 17 años en el Club Deportivo San Luis en 1984, tras algunas temporadas en las cuales deambuló por algunos equipos, sería comprado en 1990 por Wanderers proveniente del extinto Club Deportes Lozapenco de la ciudad de Penco.

El mágico sería un pilar fundamental en el repunte de los Caturros en dicho año, ganándose automáticamente el cariño del pueblo Wanderino por su exquisita calidad como jugador y la cercanía que éste tenía con los hinchas.

La historia de Pérez con Wanderers es de noviazgo, y ese noviazgo de los difíciles, debido a los años complejos de la institución. Lamentablemente en el siguiente año de haber llegado y tras una mala campaña del club, se consumaría el descenso el 1 de diciembre de 1991. No obstante, el volante siguió fiel al Decano, defendiendo el emblema Caturro por las siguientes tres temporadas jugando en la Segunda División y recibiendo el reconocimiento de los Caturros.

El cariño de los Wanderinos hacia el Quillotano no se hizo esperar y generó que el jugador se transformara en referente durante los años jugados en la Segunda División. Es así como en el año 95, bajo el mando de Jorge Luís Siviero, el mágico se convirtió nuevamente en un puntal tras la obtención del campeonato.

A punta de goles, excelsas asistencias a sus compañeros, exquisitos tiros libres y su determinación dentro del campo de juego, siendo muchas veces capitán del equipo, Wanderers logró el ascenso ese año disputando un partido a definición frente a Audax Italiano logrando un 4 – 1 global y alzando el título en el Estadio Sausalito de Viña del Mar. Jorge Pérez al fin podría nuevamente defender los colores del club en Primera División.

En el primer año de vuelta a la división de honor, el mágico siguió demostrando pinceladas de su enorme potencial y se convertiría junto a Claudio “El Diablo” Núñez y Mario Vener, en jugadores primordiales de la permanencia de Wanderers en la Primera Categoría. Cabe mencionar que Vener sería el goleador de la temporada con 30 tantos, gracias a las asistencias del creador Quillotano.

En 1997 la historia no sería tan distinta para el Decano, logrando nuevamente la permanencia en Primera, pero si para “El Mágico”, debido a que sería su final defendiendo la camiseta verde. El puerto perdía a una de las máximas figuras en sus últimos siete años. Pérez comenzaría una nueva etapa de su carrera en Everton de Viña del Mar, donde duraría unos pocos meses, evidenciando una falta de cariño y extrañando el aliento de los hinchas del puerto.

Para la alegría del pueblo Wanderino, la ida del hombre nacido en Quillota sólo sería un breve lapsus, Jorge Pérez nuevamente llega al club más antiguo de Chile en 1998. Su calidad como jugador y como persona no se perdía, seguía siendo el gran volante creador que enamoró a los hinchas Caturros con sus regates y visión de juego, aunque lamentablemente Santiago Wanderers volvería a descender para fines de ese año.

Tras lograr el ascenso de 1999 y de cara al primer campeonato del nuevo milenio, Jorge dejó el club, logrando dos ascensos con el Decano, pero más importante aún, dejaba un legado en la institución demostrando su competitividad y capacidad, aunque lo más destacable, dejaba huella en los Wanderinos, quiénes cada fin de semana se agolpaban en masa a la cancha de Playa Ancha para presenciar las gambetas, pases y rapidez mental del creador.

Pero la historia no se cerraría tan abruptamente para el mágico y Wanderers, casi como un romance que vuelve a renacer, el club Caturro en el año 2003 se hace nuevamente con los servicios del en ese momento ex – San Felipe y Cobresal, pero este sería sólo un breve paso, aunque en este corto tiempo de estancia en la ciudad de Valparaíso, el mágico pudo volver a compartir con sus compañeros de la institución y pudo volver a recibir el calor, el apoyo, el reconocimiento y el cariño del pueblo Wanderino.

Participa comentando esta nota

3.166 visitas.

Más Noticias del Decano

Estamos Conectados

ico-tweetssw
Santiago Wanderers 19/11/2019 19:39:24
Durante la mañana de hoy, Los Caturros realizaron un intenso entrenamiento de cara al encuentro frente a Ñublense 💪… https://t.co/iXRFFjdelM
ico-tweetssw
Santiago Wanderers 19/11/2019 19:19:02
Esta tarde compartimos con la 13 compañía de bomberos de Placilla y ayudamos en terreno a los voluntarios de Valpar… https://t.co/a6LZLddJLv
ico-tweetssw
Santiago Wanderers 19/11/2019 18:06:41
RT @CBV1851: #Denuncia🤳🏻| Si ves una conducta sospechosa o eres testigo de un delito, ¡denuncia! y #MarcaLaDiferencia llamando a CONAF (130…
64.601 SEGUIDORES
37.353 TWEETS