Santiago Wanderers - Sitio Oficial

Miercoles 29 de Octubre de 2014 8.517 lecturas

Santiago Wanderers campeón 1968

La historia del campeonato obtenido por Los Panzers, en la pluma del historiador caturro Alfonso Gómez.

El fin de la década del sesenta, se encontraba a la vuelta de la esquina. Comenzaba 1968, con novedades en la estructura del Campeonato de Fútbol. Se jugaría en dos fases. Se comenzaba con un Provincial y un Metropolitano; una vez jugados estos torneos, los cinco mejores de ambos torneos, jugarían un Nacional, que consagraría al campeón de la temporada.

La década del sesenta había sido fructífera, no solo para Santiago Wanderers, si no también para el fútbol en general. En 1962 se había disputado la Copa del Mundo, donde nuestro país obtuvo un merecido tercer lugar. Destacaban en el plantel, dos jugadores nacidos en el equipo caturro, Raúl Sánchez y Armando Tobar. También en el Mundial de 1966 jugado en Inglaterra, son titulares en la Selección Chilena, el mencionado Tobar, como también  Juan Olivares, Aldo Valentini y Elías Figueroa. Todos ellos identificados con Santiago Wanderers.

En la competencia local, desde 1962, se comenzó a jugar con 18 equipos en Primera División. El equipo vagabundo en todos los campeonatos de esa década, siempre se ubicaba de la mitad de la tabla hacia arriba. Vicecampeón en 1960, con excepción del año 1967, donde ocupó el lugar decimotercero. 

Al año siguiente, José Pérez arribaba a Valparaíso, con la misión de volver a colocar a los verdes en el sitial que el hincha estaba ya acostumbrado, con la premisa de llegar lo más alto, y que el Estadio Valparaíso volviera a ser el recinto inexpugnable, como lo había sido siempre. El “Gallego”, como se le conocía coloquialmente a Pérez, comenzaba a escribir la leyenda de “Los Panzers”, equipo de peso, porte y fuerza.

El 24 de Abril, comienza el Provincial; solo equipos de las hoy llamadas regiones, venciendo a Unión Calera por cuatro a uno, partido jugado en Valparaíso.

Destacada campaña en ese torneo de diez equipos de las llamadas provincias, que clasificaba a los cinco primeros, para disputar junto a los 5 clasificados del Metropolitano, el Torneo Nacional, que tenía como gran premio ser campeón de la temporada. Santiago Wanderers  terminaba en tercer lugar con 21 puntos, a solo dos del ganador, Concepción. Siete partidos ganados, siete empates y cuatro derrotas. Recordar que en esa época se daban dos puntos por partido ganado.

El arranque en el Nacional no fue de los mejores. En la primera fecha pierde 2 a 1 con el eterno rival Everton, en partido jugado en Sauzalito. Pero desde la segunda fecha Santiago Wanderers comienza a escalar en la tabla de posiciones, con cuatro victorias seguidas. 2 a 1 a Santiago Morning en Valparaíso, 1 a 0 a Concepción en el sur, 3 a 1 a Green Cross de local, para luego lograr un gran triunfo en el Estadio Santa Laura con 24 mil personas en las tribunas, 2 a 1 sobre Universidad de Chile. A la semana siguiente, nuevamente debe visitar el estadio hispano para enfrentar a Universidad Católica. Igual cantidad de público que la semana anterior.  A los 5 minutos del segundo tiempo y con el marcador empatado a uno, el partido se suspende por disturbios en las tribunas. A mitad de semana y sin público, se juego lo faltante, terminando el partido empatado a dos.

Ya en la séptima fecha, el equipo caturro extravía el rumbo, perdiendo dos partidos seguidos,  2 a 1 con Huachipato en el sur, y 1 a 0 con Palestino de local. Termina la primera rueda goleando a Audax Italiano por 5 a 2, en partido jugado en el Estadio Valparaíso.

La segunda rueda comienza con nuevos bríos, ganando cuatro partidos seguidos, 2 a 0 a Everton de local, 2 a 0 a Santiago Morning en Santiago, 4 a 1 a Concepción en Valparaíso y 3 a 0 a Green Cross, en partido jugado en Temuco. En la siguiente fecha, en un vibrante partido, logra empatar a 2 con Universidad de Chile, a pesar de haber estado en desventaja por 2 a 0. El viejo Playa Ancha, abarrotada de hinchas, veía como Santiago Wanderers podría entregarles una alegría inmensa una vez terminara el campeonato. Esto se ve refrendado el fin de semana siguiente, nuevamente en el Puerto Principal. Se le gana por 1 a 0 a Universidad Católica, con un recordado gol de Elvio Porcel de Peralta. Tiro de larga distancia, aliado al viento, que vence la resistencia del arquero Adán Godoy.

Quedaban tres fechas, y las Universidades junto a Santiago Wanderers, peleaban palmo a palmo y punto a punto, llegar al pináculo de la tabla de posiciones y consagrarse campeón.

La ansiedad y el nerviosismo cunden en Valparaíso cuando Wanderers pierde por 1 a 0 con Palestino en Santiago. Se recupera para la penúltima fecha, ganando a Huachipato por 2 a 0 de local.

Ultima fecha. 5 de Enero de 1969.  Llegan a ella, Santiago Wanderers con 23 puntos, Universidad de Chile con 22 puntos y Universidad Católica con 22 puntos.

El equipo católico vence por 4 a 1 a Huachipato y espera los resultados de los otros dos rivales. Programa doble en el Estadio Nacional, entre 20 a 30 mil porteños viajan a Santiago. En el partido preliminar Santiago Wanderers empata a 3 con Audax Italiano, solo el triunfo lo consagraba campeón. Partido de fondo, Palestino logra frenar a Universidad de Chile, empatando por el mismo marcador. Con ese resultado Santiago Wanderers se consagraba Campeón del Fútbol chileno en la temporada 1968.

Vuelta olímpica en el Estadio Nacional de Santiago. Los jugadores de Santiago Wanderers de terno se entregan a la alegría y la emoción de los miles de porteños que había viajado a la capital.

Juan Olivares;  Manuel Canelo, Vicente Cantatore, Manual Ulloa, Eduardo Herrera; Luis Acevedo. Elvio Porcel de Peralta; Juan Alvarez, Roberto Bonano, Mario Griguol y Reinaldo Hoffman, equipo base. Luis Córdova, Alberto Ferrero, Ismael Pérez, Juan Torres, José Rodríguez y Nibaldo Alegre, fueron alternativas. Todos ellos bajo el mando del inolvidable José “Gallego” Pérez.

El equipo volvió el día lunes a Valparaíso. Día que la ciudad se paralizo, para homenajear a sus ídolos. Hincha desbocados, alegría catártica, “verde como los pinos”, “Soy de Pancho gancho”. Como el 58, presintiendo el 2001.

Alfonso Gómez, historiador wanderino. Porteño, de corazón verde. 

Participa comentando esta nota

8.517 visitas.

Más Noticias del Decano

Estamos Conectados

ico-tweetssw
Santiago Wanderers 17/10/2017 23:00:38
¿Castellón, Pineda o Cortes? Descubre cuál fue el caturro más destacado de septiembre💚⚽👏💪 Para más contenido visita👇👇https://t.co/UihhMPqJz6
ico-tweetssw
Santiago Wanderers 17/10/2017 22:00:44
WanderersTV: Descubre la presentación y la trastienda de la nueva alianza del Decano con New Era⚽💚 Visita👇👇👇https://t.co/miHtygM2ib
ico-tweetssw
Santiago Wanderers 17/10/2017 21:00:30
Caturras dejaron en claro que los clásicos porteños son para ganarlos y lo tiñeron de VERDE💚⚽👏 Para más info visita👇https://t.co/VN4Mz9Ajd0
51.982 SEGUIDORES
29.298 TWEETS