Santiago Wanderers - Sitio Oficial

Miercoles 16 de Mayo de 2018 3.406 lecturas

“Más que la medalla de Sidney mi mayor logro deportivo siempre será el título del 2001”

Conoce la historia de Mauricio Rojas, ex jugador Wanderino, medallista olímpico y nuevo director técnico de nuestra cantera.

En las instalaciones del Complejo Deportivo de Santiago Wanderers en Mantagua se encuentra Mauricio Rojas, quien nos esperaba con cuaderno en mano sentado en la banca, mientras escribe y organiza el once que parará este fin de semana cuando una vez más salga a  buscar la victoria junto a los cadetes de la Sub13, su categoría.

Nos recibe notoriamente feliz, y de inmediato reconoce la alegría que le ha producido volver a casa, pero esta vez en un nuevo rol. Y es que Mauricio llegó hace tan sólo un mes a nuestra cantera, pero es un rostro conocido para todos en el club.

Mauricio ha dedicado la mayor parte de su vida deportiva a Santiago Wanderers. Llegó como cadete, consagrándose en el primer equipo como jugador profesional, logrando el máximo título con la camiseta verde en el 2001. Hoy es uno de los tantos profesores encargados de formar a las nuevas generaciones, inculcándoles el amor y pasión por la camiseta verde.

Mauricio nos cuenta que él jamás se imaginó la posibilidad de llegar a ser director técnico de los cadetes, no fue hasta hace poco que comenzó a estudiar y tomar los cursos para poder dirigir ya que se adentró en el cariño por formar un equipo, pero aun así nunca pensó que recibiría el llamado del club para esta tarea.

“El llamado fue un impacto maravilloso. Soy uno que está agradecido con Wanderers, en todas las ramas. Desde que llegué como cadete, pasando por el plantel, y ahora ser el DT… Es maravilloso, lo disfruto día a día”.

Mauro nos señala que se siente “agradecido de la vida” por esta posibilidad que llegó a sus manos y explica que, a pesar del poco tiempo que ha pasado desde que llegó a tomar el mando de la sub 13, ha habido una importante compenetración con los chicos y existe un respeto importante entre ellos que lo hace sentirse inmensamente a gusto.

De esta manera nos indica que la principal enseñanza que busca darle a los canteranos es transmitirles un poco la esencia y los valores del club. Su principal meta es lograr que ellos tengan la garra, la fuerza, los valores principales del club y sobre todo, que logren sentirse identificados con el Decano desde la raíz, así como lo fue él mientras era jugador y que aún mantiene hasta el día de hoy.

“Yo se lo doy todo gracias al fútbol, gracias a Wanderers”.

Señala lleno de alegría y reconoce que haber entrado al club como cadete fue la oportunidad de su vida y que gracias a ello ha vivido los años más lindos gracias al fútbol y el Decano, ya que el club le entregó la formación y la oportunidad que más tarde lo ayudarían a entrar en la selección nacional que representaría a Chile en los Juegos Olímpicos de Sidney 2.000 donde ganaría su primera medalla olímpica por el tercer lugar.

“Si no hubiera hecho todo lo que hice por Wanderers, nunca hubiera llegado a la selección. Gracias a mi formación con Santiago Wanderers fue que llegué a la selección.”

-Con respecto a aquello, ¿cuál fue el logro más emotivo para ti: la medalla olímpica con la selección Chilena o el título con Santiago Wanderers en el 2001?

“No hay comparación. Para mí lo más importante y lo que logré en el fútbol fue haber salido campeón con mi equipo, el equipo que me vio nacer, con el equipo que entrené en San Roque, que entrené en Playa Ancha, que entrené en la Alejo Barrio, que entrené acá cuando esto recién se estaba armando”, explica lleno de emoción mientras cuenta que Santiago Wanderers fue desde el principio el equipo donde soñó estar, el equipo que eligió para ser jugador profesional. “Salir campeón con el equipo que te dio todo eso es maravilloso”.

También nos cuenta que dentro de lo especial que fue salir campeón con Santiago Wanderers en el 2001, fue durante ese tiempo que nació su primer hijo y el que traería la marraqueta bajo el brazo para la posterior victoria.

Fue en plena concentración previa al partido ante Palestino cuando llevó a su esposa a recuperarse de Matías, cuando él olvidó en el hospital el traje que debía usar para el partido, por lo que llegó al estadio con el buzo que traía. Pese a ser una anécdota graciosa que aún lo hace reír, Mauricio señala que ese día fue inmensamente importante, ya que logró anotar un gol que definiría el partido y que los dejaría punteros en la tabla, donde diez fechas después se consagrarían campeones nacionales.

“Yo entré con Matías de tres meses a la cancha el día que salimos campeones. Él era la marraqueta bajo el brazo que recibí en la primera fecha”.

Es así como Mauricio nos cuenta con orgullo que Matías, ahora de 16 años, busca ser parte de la cantera y que su objetivo más preciado es ser jugador cómo lo era su padre, quien además, le otorga el apoyo incondicional.

Mauricio es un agradecido de la vida. Sus tres hijos son Wanderinos, Matías su pequeño admirador, sus dos hijas menores su principal barra cada vez que debe dirigir, su esposa es su apoyo incondicional y Wanderers su mayor pasión.

Revisa imágenes de la entrevista y del campeón VERDE dirigiendo sólo en WanderersTV:

Participa comentando esta nota

3.406 visitas.

Más Noticias del Decano

Estamos Conectados

ico-tweetssw
Santiago Wanderers 23/05/2018 15:04:06
Wanderers y UNAB firman convenio que permitirá a canteranos terminar su enseñanza media 💚⚽👨‍🏫🧒 Conoce todos los de… https://t.co/ZpOkm30LI2
ico-tweetssw
Santiago Wanderers 23/05/2018 14:29:03
#SWFFAdulta Nuestras caturras de la categoría adulta no pudieron con Palestino en calidad de local. Sin embargo, ju… https://t.co/ZZ0d9AkGvC
ico-tweetssw
Santiago Wanderers 23/05/2018 13:58:33
#SWFFSub17 Nuestras caturras Sub 17 igualaron 1-1 ante Palestino como local. Revisa las imágenes en la Galería Ofic… https://t.co/RuII7xB1KX
57.749 SEGUIDORES
31.982 TWEETS